Nómadas

Soy un nómada. Quizás de los últimos de mi raza. Apenas unos miles de individuos en todo el mundo. Por los azares de nuestra existencia estamos en constante movimiento, está en nuestros genes, en la esencia misma de nuestro  instinto de supervivencia. Nunca pude resistir la necesidad de ese errar y de sentir el penoso …

El pequeño lector

Todavía recuerdo el primer libro que leí en mi vida. No me refiero a esos cuentos más o menos animados que solían comprarme por Navidad o cuando caía enfermo. No. Me refiero al primer libro de verdad, con tapas duras y hojas plagadas de palabras en un formato diminuto y muy poco atractivo, de un …

Bienvenidos al nuevo sitio de Las Crónicas de Samotracia

Bienvenidos a nuestra  nueva ubicación. Enlaza en tus favoritos esta nueva URL si te interesa seguir leyendo nuestros relatos. Seguimos trabajando para hacer más atractivo y fácil de recordar este lugar de encuentro para los amantes de la lectura y la escritura creativa. Gracias por continuar con nosotros. Santiago Burgos

Historias de la segunda infancia. 2ª parte y epílogo

Los segundos parecían horas, las horas días y los días años de imperecedero miedo. Nunca supe cuánto tiempo estuve allí, cuántas horas habían transcurrido desde que me encerraron en aquella bodega húmeda y maloliente y en la que mis terrores, los más profundos, los del alma infantil, los que duermen debajo de la cama, acudían …

Historias de la segunda infancia. 1ª parte.

Hace pocos días, tal vez dos semanas más o menos, en una tarde lluviosa de domingo, el aburrimiento me consumía y nada que pudiera hacer o pensar lograba sacarme de ese espantoso círculo vicioso en el que se quedan atrapados los “abrimientos" de boca y las pulsaciones de todos los botones del mando a distancia …

Angus en la batalla del Somme

- Viento de seis nudos. Del este. Fritz me informaba cada cinco minutos, sin apartar los ojos del visor telemétrico. - ¡Espera! - exclamaba - Ahora son ocho nudos. Mientras, yo encaraba mi Mauser 98, o como lo llaman los alemanes, Gewehr 98, al que había acoplado - de manera muy tosca, he de decirlo …

El devorador de horas

El tiempo es inexorable con la vida. No perdona ni regala nada, ni te ofrece una segunda oportunidad. El tiempo almacena en alguno de sus múltiples estómagos los momentos felices, los tristes y penosos y hasta los olvidados o rechazados por nuestra memoria. Nada escapa a su control y, poco a poco, deja su profunda …

Crónicas del ancestro

Las fuerzas le flaqueaban en las últimas horas del día. Después de caminar durante semanas, sin apenas alimento ni agua, había conseguido ascender a la cima de un promontorio que se alzaba sobre la inmensa llanura salada. Desde allí dominaba todo el territorio y podía distinguir a lo lejos los brillos relucientes de la luz …

Aviso a los lectores

Se interrumpe en este momento la publicación de más entregas del relato "Rojo impertinente" debido a su próxima salida en papel del relato completo. Agradecemos a todos los seguidores del blog su apoyo incondicional a esta historia y su difusión desinteresada a través de las redes sociales. De igual manera queremos informar de que éstos …

La soledad del centinela

Lucas estaba sentado frente a la ventana. Hacía ya varias horas que aguardaba pacientemente y, mientras lo hacía, había dispuesto junto al sillón una mesita con un vaso medio lleno de buen bourbon y un cenicero donde se acumulaban las colillas de numerosos cigarrillos consumidos en la espera. Desnudo, como de costumbre desde que iniciara …